Spedizioni gratuite
disponibili in tutto il mondo
SiTO VERIFICATO
certificato ssl trust
Spedizioni gratuite
SiTO VERIFICATO

Te recomendamos que sigas cuidadosamente las instrucciones de tu oculista, además de las previstas en este documento y las instrucciones de los productos que usas para el cuidado de las lentes. Los embalajes de las lentes de contacto están esterilizados y precintados y en caso de rotura del envase o de embalaje no sellado, por favor no las utilizes.

Cómo manipular y preparar las lentes de contacto:

  1. Lava y limpia tus manos antes de la utilización de sus lentes.
  2. No utilices las uñas, bolígrafos o cualquier cosa que no este esterilizada para tomar y manejar tus lentes. Puedes dañar la superficie de tus lentes blandas o contaminar la lente y el ojo.
  3. Si la lente entra en contacto con superficies no estériles, lava y desinfecta a fondo con la solución.
  4. Asegúrate de que la lente sea colocada en la dirección justa. Para determinar la posición correcta, debes apretar la lente entre el pulgar y el índice, si se enrolla hacia el interno, la lente se encuentra en la posición correcta, de lo contrario, si la curvatura es hacia abajo deberá cambiar su posición antes de su aplicación.

Cómo aplicar las lentes de contacto:

  1. Eleva el párpado superior del ojo con el dedo índice y al mismo tiempo baja el párpado inferior con el dedo medio. Mira hacia arriba e inserta la lente en la parte blanca del ojo, suavemente mueve la lente hacia el centro del ojo. Suelta el párpado inferior primero y luego el de la parte superior. Repite la operación descrita para el otro ojo.
  2. Si la visión no es clara después de la aplicación de la lente, esta puede ser fuera del centro entonces toma de nuevo la posición central, cierra los párpados y haz masajes suaves. Si el problema persiste, quita la lente y consulta con su oculista.
  3. Se recomienda llevar contigo siempre el contenedor solución fresca para que puedas retirar las lentes en cualquier momento.

Cómo quitar las lentes de contacto:

  1. Lava y limpia tus manos antes de quitarte las lentes.
  2. Mira hacia arriba lo más que le sea posible. Baja suavemente el párpado inferior con el dedo medio y, a continuación, mueve la lente hacia abajo en dirección de la parte blanca del ojo con el dedo índice de la misma mano. Siempre con la mirada hacia arriba, toma la lente con tus dedos índice y pulgar y sácalo del ojo.
  3. En caso de dificultad en retiro de la lente, hidrata el ojo con lágrimas artificiales, espera unos minutos antes de intentarlo de nuevo. Cuando sientes la lente moverse libremente en el ojo, repite los pasos anteriores. En el caso de nuevas dificultades, ponte en contacto con tu oculista para más instrucciones.

Cómo tratar los lentes de contacto:

  1. Siempre limpia y desinfecta las lentes de contacto después de cada uso.
  2. No uses saliva, el agua del grifo, soluciones hechas en casa, soluciones no estériles o que estén vencidas. Utiliza únicamente las soluciones recomendadas para lentes de contacto. Cualquier otro producto puede contaminar las lentes de contacto y traer infecciones graves a tus ojos.
  3. Lee atentamente las instrucciones proporcionadas por el fabricante de las soluciones para el buen uso de ellas.

Cómo conservar las lentes de contacto:

  1. Antes de guardar sus lentes, enjuagua los contenedores de los lentes con la solución.
  2. En el caso de una larga exposición al aire las lentes podrían deshidratarse, resultar secas y frágiles. En este caso, deberán ser re hidratados. Remoja las lentes con la solución salina en cantidad suficiente y espera antes de su utilizo. Para re hidratar las lentes, metalos en el porta lentes, enjuagua y sumárjelos en la solución por al menos 60 minutos o hasta que vuelvan a su estado original. Inspecciona las lentes de posibles daños, y si aparecen suaves, limpialos y desinfectalos antes de su utilizo. Si las lentes no se re hidratan, o después de la aplicación crean problemas, reemplecelos por unos nuevos y no los vuelvas a usar.
  3. Sustituye los contenedores de lentes de contacto a menudo (recomendado período: 3 meses).
  4. Enjuagua el recipiente de las lentes de contacto después de cada uso con agua fría y déjalo abierto para que se seque. Una vez seco, lávalo con una solución desinfectante, después llenalo con la solución para mantener sus lentes.

Precauciones para optimizar la seguridad:

  1. Si utilizas maquillajes u otros cosméticos, utilizalos después de la colocación de las lentes. Retira el maquillaje después de quitarse las lentes.
  2. Para prevenir infecciones, evita la manipulación de tus lentes por mucho tiempo antes de utilizarlos. En caso de problemas en el primer intento, humedece y limpia tus lentes con la solución antes de tratar de colocarlss de nuevo.
  3. No uses las lentes cuando utilices medicamentos para los ojos, laca, spray, desodorantes u otros aerosoles. Estos productos pueden dañar las lentes y crear problemas a tus ojos.
  4. No uses las lentes en caso de presencia de humos nocivos e irritantes, vapores o viento excesivo. Evita también el uso de tus lentes de contacto en caso de presencia de productos químicos, pinturas y productos de limpieza para el hogar, inusual aire polvoriento y condiciones climáticas anormales.
  5. En caso de enrojecimiento de los ojos, dolores después de la aplicación de las lentes, sensación de comezón, lagrimeo excesivo, ojos secos, menor visión, menor agudeza visual, visión borrosa, sensibilidad excesiva a la luz, inusuales secreciones oculares, quita inmediatamente las lentes de contacto, controla su estado y desinféctelas antes de colocarlas de nuevo. Si el problema persiste, retira inmediatamente tus lentes y consulta a tu oculista de confianza.

Contraindicaciones:

  1. Inflamación de cualquier tipo.
  2. Enfermedad, lesión o cualquier otro problema a la córnea, conjuntiva y párpados.
  3. Infección de los ojos.
  4. Insuficiente lagrimeo.
  5. Uso de medicamentos contraindicados con las lentes de contacto o con productos para el tratamiento de las lentes incluyendo la medicación para los ojos. Consulta con un oculista antes de utilizar medicamentos como antihistamínicos, descongestionantes, diuréticos, tranquilizantes, que pueden causar sequedad de los ojos y aumentar el rechazo de las lentes de contacto o simplemente molestias en la visión. En estos casos, no utilices lentes de contacto sin hablar primero con tu oculista y tomar las medidas preventivas adecuadas.
  6. Alergias o lesiones con las cuales no es aconsejable el uso de lentes de contacto o productos para su limpieza.
  7. Dificultad en seguir las instrucciones para el correcto cuidado de las lentes de contacto.
  8. Incapacidad debido a la edad, condición física o mental, en la comprensión y aplicación de las precauciones, restricciones o instrucciones del uso así como el cuidado de las lentes de contacto o incapacidad autónoma de utilizo y de eliminación de las lentes sin ayuda externa.